Qué sabemos hasta ahora sobre la efectividad de las vacunas frente a la variante Ómicron - Chequeado Skip to content

Qué sabemos hasta ahora sobre la efectividad de las vacunas frente a la variante Ómicron

Mientras Ómicron se expande “a un ritmo que no se había visto en ninguna de las cepas anteriores”, según alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS), comienzan a llegar los primeros datos científicos de la protección que ofrecen las vacunas frente a esta nueva variante del coronavirus.

Estudios preliminares muestran que Ómicron es capaz de engañar a la primera línea de defensas del organismo: los anticuerpos inducidos por la vacuna o por una infección previa. Sin embargo, otras líneas de defensa, en particular los linfocitos T, permanecen en gran medida intactas, por lo que aún se mantendría alta la protección frente a hospitalizaciones y muertes por coronavirus.

Un estudio preliminar que se llevó a cabo en Alemania, y que aún no fue revisado por otros científicos, encontró que los anticuerpos en sangre de personas completamente vacunadas con Moderna y Pfizer mostraron una eficacia reducida para neutralizar la variante Ómicron. Otros estudios más pequeños (ver acá y acá) en Sudáfrica e Inglaterra mostraron resultados en la misma línea.

La mayor empresa sudafricana de seguros médicos, Discovery Health, publicó junto al Consejo de Investigaciones Médicas de Sudáfrica un análisis preliminar de más de 200 mil casos de COVID-19 que sugiere que 2 dosis de la vacuna de Pfizer mantienen un 70% de efectividad a la hora de evitar las hospitalizaciones por la variante Ómicron. Sin embargo, la eficacia para evitar las infecciones leves o asintomáticas llegaría al 33%.

Un reciente estudio preliminar del Centro Gamaleya indica que la vacuna Sputnik V “induce una respuesta de anticuerpos robusta ante la variante Ómicron, la cual es mayor si se aplica una dosis de refuerzo de Sputnik light”. Anteriormente, Pfizer también había informado que una tercera dosis mejora la actividad de los anticuerpos contra el virus.

Por su parte, un análisis provisional de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido mostró que la eficacia de 2 dosis de Pfizer para prevenir casos leves cae tras 4 meses hasta el 35% frente a Ómicron y con 2 de AstraZeneca es casi nula. El mismo estudio señala que una tercera dosis con Pfizer eleva la protección al 75%, en el caso de los que ya estaban vacunados con esa marca, y al 71% en el caso de los que recibieron AstraZeneca.

La aparición de Ómicron ha llevado a algunos países -incluyendo a la Argentina– a poner en marcha programas de refuerzo para toda su población adulta, a pesar de que, según la OMS, “no hay pruebas suficientes sobre la eficacia de los refuerzos contra esta variante”.

“Permítanme ser muy claro: la OMS no está en contra de los refuerzos. Estamos en contra de la inequidad. Nuestra principal preocupación es salvar vidas, en todas partes”, sostuvo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en rueda de prensa.

Como contamos en esta nota, el 67% de la población de países ricos recibió 2 dosis, mientras que en los países pobres sólo lo hizo el 5%.

Decenas de equipos de investigación en todo el mundo -incluidos los desarrolladores de Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Sputnik V (ver acá, acá y acá)– están estudiando la variante Ómicron y expresaron su confianza en la capacidad que tienen para adaptar sus fórmulas a la nueva variante.

“La vacunación sigue siendo fundamental para reducir la frecuencia de los cuadros graves de la enfermedad y las defunciones, incluso en el caso de la variante Delta, que, en estos momentos, es la dominante. Todas las vacunas utilizadas actualmente continúan previniendo con mucha eficacia los síntomas graves y la muerte por COVID-19”, explicó la OMS.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *