De maldiciones en la historia argentina - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

De maldiciones en la historia argentina

Las tribulaciones que está sufriendo el actual gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, han sacado nuevamente a la luz los recuerdos de la famosa “maldición histórica”: ningún ex gobernador de la provincia fue electo como presidente por el voto popular. Importantes antecedentes abundan: desde el siglo XIX con los fracasos de Alsina, Tejedor, Dardo Rocha, hasta el siglo XX con los de Mercante o Duhalde (este llegó a ser presidente, pero sólo por elección del Congreso de acuerdo con lo previsto por la ley de acefalía).

Sin embargo, el historiador cordobés, Alejandro Dujovne, recordó a una segunda maldición, quizá mucho más impactante aún: ¿Que pasó con todos los presidentes cordobeses? Y la sorpresa es grande: de los cuatro elegidos, ninguno consiguió completar su mandato:

  • Santiago Derqui, quien sucedió a Justo José de Urquiza en 1860, sólo permaneció en el cargo 18 meses y tuvo que renunciar como consecuencia de la Batalla de Pavón.
  • Miguel Juárez Celman, quien más duró, poco después de los cuatro años debió renunciar al cargo en 1890 como consecuencia de la crisis económica y de la Revolución del Parque.
  • Arturo Illia fue derribado por un golpe militar en 1966, luego de poco más de tres años de ejercer el mando de su gobierno.
  • Lo de Fernando de la Rúa es demasiado reciente para que sea necesario recordarlo. Asumió el 19 de diciembre de 1999 y dos años después dejó su cargo en medio de una crisis estructural.

Dos reflexiones. La primera es que hoy no se vislumbran candidatos cordobeses a las próximas elecciones presidenciales, pero si Luis Juez, actual senador por el Frente Cívico, decidiera en un futuro presentarse, los historiadores le pedirían que lo pensara dos veces…

La segunda es más compleja. A la maldición del gobernador de Buenos Aires uno le puede encontrar alguna explicación histórico-político-sociológica. ¿Pero que puede motivar la maldición sobre los cordobeses?

Temas

Comentarios

  • Pedro Diez3 de marzo de 2011 a las 6:50 pmLa respuesta es clara: casualidad.
  • CumpaMariaInes 5 de marzo de 2011 a las 5:41 pmJa, ja, pero...
    Muy bueno el blog, que descubrí hoy gracias al Blog de Abel. Hilarante la nota y su ironía pero... Faltó chequear dos datos:
    Arturo Illia NO ERA CORDOBÉS. Nació en la ciudad de Pergamino, provincia de Buenos Aires. Obviamente el error nace en que sí vivió gran parte de su vida en Cruz del Eje, un pueblo de Córdoba.
    Hubo OTRO presidente cordobés: José Figueroa Alcorta. Sí, el del primer centenario! Pero este dato no altera la "maldición": él gobernó 4 de los 6 años de mandato y su gestión fue tan lamentable como la de los otros tres mencionados en la nota.
    Gracias por publicarme.
    María Inés. La Cumpa.
  • Jorge Ehrenhaus3 de octubre de 2011 a las 9:05 pmBartolomé Mitre fue gobernador de Buenos Aires y Presidente de La Nación
  • Lorenzo3 de noviembre de 2011 a las 11:23 pmSi bien lo que dice Jorge es cierto (que Mitre fue gobernador de Buenos Aires y Presidente), lo cierto es que "entró por la ventana" de manera similar a lo que pasó con Eduardo Duhalde
  • napoleon27 de febrero de 2012 a las 12:09 pmEl título es sugerente pero hace poco salió un libro muy completo (justamente “La Maldición Argentina”) escrito por Carlos Aga que demuestra que el problema es mucho más amplio que la acción de un sólo partido. Allí sostiene que hubo una transformación progresiva de las instituciones hasta constituir un nuevo sistema político la “cleptocracia” de la que coparticipan todos los partidos políticos. Con los casos que cita en ese libro, para mí queda probado el asunto. Vale la pena leerlo porque si nos damos cuenta, quizá podamos sacarnos de encima “la maldición” que nos está degradando somo sociedad. El ciudadano ya no cuenta para nada y cada día va perdiendo más y más derechos.
  • Jacinto21 de noviembre de 2012 a las 7:56 pmMitre no era bonaerense, era porteño. Jacinto.
  • Jacinto21 de noviembre de 2012 a las 8:18 pmMás terrible fueron los mandatos de los 2 presidentes riojanos: la 3ª esposa de Perón, más inútil que fósforo quemado, con la AAA y el "Rodrigazo, por ej. y el superladrón y archidestructor de Menem, frívolo (con dinero ajeno) como buen peronista encumbrado -recordar el caso del casamiento de alguien del clan Saadi,en Catamarca -provincia muy pobre- cuando llenaron una piscina con champán-.Jacinto
  • anonimo10 de agosto de 2015 a las 3:21 ammira como la rompio Scioli que le gano a 3 juntos y el segundo porminimo 10 puntos
  • Lautaro23 de noviembre de 2015 a las 12:04 pmScioli acarreaba una doble maldición consigo. Además de ser gobernador de Buenos Aires, es capricorniano; un signo zodiacal que jamás en nuestra historia arribó a la Presidencia.
  • Laurent24 de noviembre de 2015 a las 1:18 amOhh por favor que alguien cheque esto
  • Primari13 de enero de 2016 a las 8:43 pmLes comento que Capricornio llegó 2 veces al sillón de Rivadavia, aunque no por el voto popular. Levingston fue presidente de facto entre el '70 y el '71 y Luder ocupó interinamente la presidencia en el '75 cuando Isabelita pidió licencia. Veo que estamos en Chequeado, pero hay mucho dato sin chequear...
  • Eduardo31 de marzo de 2016 a las 11:21 pmIllia era nacido en Pergamino en 1900. Solo serían tres en este caso, ejerció su profesión en Cordoba.
  • Maria8 de agosto de 2017 a las 12:50 pmDebemos tener un ángel de la guarda espero nos siga acompañando envío los próximos años
  • carlos6 de octubre de 2017 a las 11:12 pmillia habia nacido en pergamino.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *