Alberto Fernández: “Vamos a ocuparnos de que el hambre se termine” Skip to content
Esta nota tiene más de un año
Incumplida
La promesa tenía un plazo establecido que no se cumplió o los resultados muestran que la situación avanzó en la dirección contraria a lo previsto.

Alberto Fernández: “Vamos a ocuparnos de que el hambre se termine”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • La indigencia aumentó 3 puntos porcentuales entre el primer semestre de 2021 e igual período de 2019.
  • Si bien parte de ese incremento se produjo durante el aislamiento decretado por el Gobierno nacional a raíz del avance del coronavirus, el indicador también aumentó antes y después de la vigencia de las restricciones por la pandemia de COVID-19.
  • También se registró en 2020 una suba de la inseguridad alimentaria, según registros de la FAO y del Observatorio de Deuda Social de la UCA.

En el segundo debate presidencial realizado el 13 de octubre de 2019, y bajo el tema general “Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda”, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, prometió: “Vamos a ocuparnos de que el hambre se termine”. 

La promesa de Fernández continúa incumplida. Si bien durante la actual gestión se adoptaron algunas medidas para contener el aumento de la indigencia, este indicador aumentó con respecto a 2019, al igual que la inseguridad alimentaria.

De acuerdo con los últimos datos del INDEC, en el primer semestre de 2021 la indigencia alcanzó al 10,7% de la población. Esto significa que aproximadamente 4,9 millones de personas no lograron los ingresos necesarios para costear la canasta básica alimentaria (que mide las necesidades mínimas alimentarias para un mes y en octubre de 2021 se ubicó en $ 10.008 por persona).

Esto implica un aumento de 3 puntos porcentuales respecto del mismo semestre de 2019, cuando gobernaba Mauricio Macri (Cambiemos) y la indigencia era del 7,7%. Si bien parte de esa suba se dio durante el período de aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno nacional en marzo de 2020 a raíz de la detección de los primeros casos de coronavirus en la Argentina, también hubo un incremento durante el primer trimestre de 2020 -previo a las restricciones- y durante la primera mitad de 2021.

En efecto, en el primer trimestre de 2020 la indigencia aumentó a 8,6%, mientras que en igual período de 2019 era de 7,1%. En tanto, en el primer trimestre de 2021 -cuando ya se habían levantado la mayoría de las restricciones-, el indicador se incrementó a 11,2%, mientras que en el segundo trimestre había sido de 10,4%, ambos valores por encima de los registrados en 2019.

Aumento de la inseguridad alimentaria

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) entre 2018 y 2020 -último dato disponible- 5,7 millones de personas experimentaban inseguridad alimentaria grave en la Argentina, más del doble que el número registrado para el período 2014-2016 (2,5 millones).

En tanto, el Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (ODSA-UCA) señaló que en el último semestre de 2020 el 21,4% de la población urbana padecía “inseguridad alimentaria”.

En otro trabajo, el centro de investigación indicó que el porcentaje de niños de entre 0 y 17 años que padeció inseguridad alimentaria pasó de 28% en 2019 a 37,5% en 2020. En los casos de inseguridad alimentaria severa, este indicador aumentó de 11,5% a 16%.

Acciones contra el hambre

Al asumir, Fernández puso en marcha una serie de medidas en el marco del Plan Argentina contra el Hambre con el objetivo de fortalecer el Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional. La iniciativa se estructuró en 4 ejes, entre los que se destacó la Tarjeta Alimentar, que consiste en la entrega de entre $ 6.000 y $ 12.000 a familias con hijos menores de 14 años que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), hijos discapacitados de cualquier edad y embarazadas a partir del tercer mes de gestación. .

Los primeros plásticos se entregaron el 19 de diciembre de 2019 y tuvieron como destinatarios a madres y padres con hijos o hijas de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH); embarazadas a partir de los 3 meses que cobran la Asignación por Embarazo; y personas con discapacidad que reciben la AUH.

En mayo último, el Gobierno anunció la ampliación del beneficio a niños de hasta 14 años, y el entonces ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, aseguró que con esa incorporación llegó a casi 4 millones de beneficiarios.

De este modo, si bien el Gobierno nacional adoptó algunas medidas con el objetivo de contener el aumento de la indigencia, la promesa de Fernández se encuentra incumplida, puesto que este indicador no sólo no mejoró sino que empeoró con respecto a 2019, tanto antes como durante la emergencia desatada por el coronavirus en el país, y posteriormente al levantamiento de la mayoría de las restricciones.

 

INCUMPLIDA: la promesa tenía un plazo establecido que no se cumplió o los resultados muestran que la situación avanzó en la dirección contraria a lo previsto.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *