Del Caño: “Sabemos que hoy las mujeres están sometidas (...) a cargar con el trabajo doméstico no remunerado” - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesVerdadero
La afirmación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Del Caño: “Sabemos que hoy las mujeres están sometidas (…) a cargar con el trabajo doméstico no remunerado”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Las mujeres dedican en promedio 3 horas más por día al trabajo doméstico que los hombres.
  • Esto impacta en su inserción en el mercado laboral.

Durante el primer debate electoral obligatorio en la Universidad del Litoral, el candidato del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), Nicolás del Caño, habló de la situación de las mujeres y dijo: “Sabemos que hoy las mujeres están sometidas no solamente a la desigualdad salarial o laboral, sino también a cargar con el trabajo doméstico no remunerado, que es en base a su tiempo, en base a su esfuerzo”.

Los datos muestran que las mujeres son quienes se ocupan mayoritariamente del trabajo doméstico y de cuidado. A nivel nacional, las mujeres dedican el doble de tiempo a las tareas domésticas y de cuidado, como limpiar la casa, cocinar o cuidar a los niños. Son 6,4 horas diarias, contra las 3,4 que dedican los hombres. Y esto en entre quienes dicen que las realizan, porque mientras el 90% de las mujeres lo hace, entre los hombres el porcentaje cae a 58%. Los datos surgen de una encuesta nacional realizada por el INDEC en 2013, los últimos datos disponibles.

Las cosas se desequilibran más cuando hay hijos. Las personas con hijos menores de seis años muestran que la cantidad de horas se incrementa en ambos casos, pero más en el de las mujeres: 9,3 horas cuando tienen un hijo menor a seis años y a 9,8 cuando tiene más de 2. En el caso de los hombres, con un menor de seis años dedican 4,5 horas a las tareas domésticas y lo mismo si hay más de dos.

“La distribución del cuidado le da ventajas a los varones -explicó en esta nota  Lucía Cirmi Obón, economista del Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas (CIEPP)-. Si hay alguien en su casa haciendo más trabajo doméstico y de cuidado, el hombre tiene la disponibilidad, por ejemplo, para estar más presente en la empresa, más disponible para asumir nuevos riesgos y también más tiempo para el ocio”.

Esta disparidad en la carga del trabajo no remunerado, impacta también en las posibilidades de las mujeres de realizar trabajos remunerados. “Cuando las mujeres que están insertas en el mercado laboral tienen hijos experimentan de forma muy concreta las tensiones en el uso de su tiempo, de maneras que los varones no hacen. Comienzan a repartir su día entre el trabajo remunerado y una mayor demanda del trabajo no remunerado. Pero además, las mujeres asumen mucho más que los hombres la carga mental de la gestión del cuidado. Más allá del cuidado directo que ellas garantizan, también gestionan el cuidado que delegan en otras personas y eso muchas veces se superpone con las responsabilidades laborales que ya tiene”, explicó a Chequeado Natalia Gherardi, directora ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA).

Para ver más información sobre la disparidad entre hombres y mujeres en el trabajo doméstico y de cuidado, ver El Semáforo de la Desigualdad.

Temas

Comentarios

  • RODOLFO18 de octubre de 2019 a las 1:19 pmBien , tenemos el diagnostico, ¿ cual seria una posible solución ?
  • Mateo20 de octubre de 2019 a las 6:54 pmY sobre la brecha salarial?, No dicen nada... O sobre la desigualdad por ser hombre o mujer en el marco laboral.
  • Alan20 de octubre de 2019 a las 11:11 pmcobrar por cocinar, limpiar, etc en NUESTRA casa? es una estupidez

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *