Es falso que el nuevo tratamiento de Pfizer contra el coronavirus sea ivermectina - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
Verificaciones facebookFalso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Es falso que el nuevo tratamiento de Pfizer contra el coronavirus sea ivermectina

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El nuevo antiviral oral de Pfizer -que está en la última fase del ensayo clínico para ver si puede prevenir infecciones del coronavirus- no es ivermectina. 
  • Mientras que la ivermectina sólo está compuesta por 3 tipos de átomos (carbono, hidrógeno y oxígeno), el fármaco de Pfizer también contiene cloro, nitrógeno y azufre. 
  • Además, tanto la compañía como especialistas niegan que haya alguna conexión.

Circula en redes sociales un artículo publicado en el sitio ZeroHedge junto al siguiente texto: “Pfizer LANZA IVERMECTINA”. Y la publicación, además, agrega: “A partir del lanzamiento de este clon patentado de Ivermectina el tratamiento temprano de covid-19 cambiará Milagrosamente” (sic). 

Sin embargo, esto es falso. El nuevo antiviral oral de Pfizer -que está en la última fase del ensayo clínico para determinar si puede prevenir infecciones del coronavirus- no es ivermectina.

La desinformación circuló en Facebook y tuvo más de 17 mil interacciones. Estos datos surgen de la herramienta Crowdtangle, utilizada para medir el impacto de lo que circula en la red social. Además, fue enviada en reiteradas oportunidades al número de WhatsApp de Chequeado (+54 9 11 3679-0690) para ser verificada. 

Qué es la ivermectina

La ivermectina es una droga antiparasitaria de amplio uso en medicina humana y veterinaria. Se utiliza en el mercado legal hace más de 40 años, con dosis definidas para conservar un patrón de tolerancia y seguridad para indicaciones conocidas.

Su amplia disponibilidad y precio accesible le dieron un nuevo protagonismo durante la pandemia, sobre todo tras la publicación de estudios in vitro (en el laboratorio) que indicaron que la ivermectina era un potencial inhibidor de la replicación viral del SARS-CoV-2, el virus que produce la COVID-19.

Sin embargo, aunque se vienen realizando ensayos clínicos en el país y en otras partes del mundo, hasta el momento no hay estudios concluyentes que demuestren su eficacia clínica en el tratamiento de pacientes con coronavirus.

El nuevo antiviral oral de Pfizer no es ivermectina

El 27 de septiembre, Pfizer anunció la puesta en marcha de la última fase de un ensayo clínico para evaluar si su antiviral oral, en combinación con otro medicamento, puede prevenir infecciones del coronavirus. Denominado PF-07321332, el medicamento experimental es un inhibidor de la proteasa que bloquea una enzima clave que el virus SARS-CoV-2 necesita para replicarse.

Según el artículo publicado en ZeroHedge y que circula en redes sociales, “el nuevo antiviral oral de Pfizer es un inhibidor de la proteasa igual que la ivermectina”. Esta nota, además, usa el término “Pfizermectina”. 

Sin embargo, esto es falso. Mientras que la ivermectina sólo está compuesta por 3 tipos de átomos (carbono, hidrógeno y oxígeno), el fármaco de Pfizer también contiene cloro, nitrógeno y azufre. 

Además, Pfizer también niega que haya alguna conexión. “El inhibidor de proteasa de Pfizer no es similar al de un medicamento animal y no es el mismo mecanismo”, dijo un portavoz de la compañía al medio de fact-checkin FactCheck. Además, señaló que existen inhibidores de proteasa para una variedad de virus, incluidos el VIH y el virus de la hepatitis C.

En un comunicado, Pfizer sostiene que su medicamento es el “primer inhibidor de la proteasa administrado por vía oral, investigado específicamente para el coronavirus, que será evaluado en estudios clínicos”. Además, señala que fue creado en paralelo con su inhibidor de la proteasa del COVID-19 intravenoso experimental.

Por último, el medio de fact-checking AP consultó a 2 especialistas sobre el tema. William A Petri, profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad de Virginia, explicó a AP que no existe ninguna relación entre los 2 medicamentos. “La única forma en que se parecen es que ambas son píldoras”, dijo Petri.

Por su parte, Kevin J. Downes, profesor asistente de pediatría en la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, señaló: “Son moléculas dramáticamente diferentes. Los fármacos son diferentes en su estructura y tamaño molecular”.

 

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

 

Este chequeo es parte de la iniciativa Third Party Fact-checker de Facebook en la Argentina. En los casos de fotos y videos trabajamos con imágenes trucadas o sacadas de contexto y siempre analizamos en conjunto las imágenes junto con el texto con el que fueron presentadas.

Temas

Comentarios

  • Johnson Ortiz Parra24 de enero de 2022 a las 4:26 amExcelente trabajo para evitar desinformación

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *