Israel: no hay evidencia de que la vacuna de Pfizer haya generado una parálisis facial en 13 casos - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
Verificaciones facebookFalso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Israel: no hay evidencia de que la vacuna de Pfizer haya generado una parálisis facial en 13 casos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Posteos en Facebook y titulares de distintos medios del mundo dan cuenta de la parálisis facial de 13 pacientes que recibieron la vacuna estadounidense.
  • Si bien los reportes  de los organismos oficiales israelíes existieron, los títulos son engañosos ya que hasta el momento no se ha podido establecer  una vinculación causal entre los dos fenómenos.
  • La FDA informó que la frecuencia observada de parálisis reportada en quienes se aplicaron la  vacuna es consistente con la tasa  esperada en la población general.

Circulan en Facebook y en diversos medios artículos que hacen referencia a 13 casos, detectados en Israel, de pacientes que sufrieron una parálisis facial tras aplicarse la vacuna estadounidense de Pfizer. Sin embargo, esto es engañoso, ya que si bien existen  reportes  oficiales de los casos, hasta el momento no hay evidencia de que ese efecto en la salud sea a consecuencia de la vacunación.

La noticia fue publicada, entre otros medios, por la agencia israelí de noticias AJN, con el título “Trece personas sufren parálisis facial después de recibir la vacuna”, y por la agencia rusa Sputnik News, con el título “Una decena de israelíes sufren parálisis facial tras recibir la vacuna contra el coronavirus”. También, el sitio Tierra Pura publicó el artículo “Parálisis facial: la grave reacción que sufrieron 13 israelíes tras recibir la vacuna de Pfizer”.

Los primeros dos medios retomaron lo citado por el sitio de noticias de Israel Ynet, que destaca los testimonios de alguna de las personas afectadas, sin especificar su identidad: “Durante al menos 28 horas estuve con la cara paralizada. No puedo decir que haya desaparecido por completo después, pero aparte de eso no tuve otros dolores, excepto un dolor menor donde recibí la inyección pero nada más”.

En esa línea, según Ynet, Galia Rahav, directora de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Centro Médico Sheba, indicó: “Recientemente me encontré, por ejemplo, con alguien vacunado que estaba lidiando con la parálisis, y decidí no darle una segunda dosis”.

Efectivamente la Asociación Médica Israelí advirtió que los pacientes que sufrieron “la parálisis de Bell” después de recibir la primera dosis de la vacuna deben esperar antes de aplicarse la segunda. 

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la parálisis facial (parálisis de Bell), es un trastorno del nervio facial o séptimo par craneal, que ocasiona una pérdida de la capacidad de contracción de algunos músculos de la cara y conlleva una sintomatología característica. Las causas pueden ser de tipo congénito, traumático, tumoral, inflamatorio o idiopático. Puede aparecer como producto de una infección viral, un hematoma o una inflamación localizada en el trayecto del nervio o sin una causa conocida. 

De acuerdo con la Clínica Mayo, en la mayoría de los casos, la parálisis de Bell es temporal. Por lo general, los síntomas comienzan a mejorar en el plazo de 2 a 3 semanas.  

El sitio de fact checking israelí The Whistle de Globes explicó a Chequeado que el Ministerio de Salud de ese país publicó un informe en el que da cuenta de los efectos adversos registrados de los pacientes que recibieron la vacuna de Pfizer. En la página 18 hay una diapositiva sobre los efectos adversos neurológicos: la tercera columna a la derecha indica que hubo 13 casos reportados de parálisis facial.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) publicó, el 10 de diciembre de 2020, un informe en el que reportó que 4 de los 43.448 voluntarios de la vacuna de Pfizer presentaron parálisis facial. Mientras que ninguno de los que recibió el placebo manifestó esta reacción.

Sin embargo, en el informe la FDA asegura que no hay evidencias claras de que la parálisis facial registrada en dichos casos sea consecuencia de la vacuna de Pfizer: “La frecuencia observada de parálisis de Bell reportada en la vacuna es consistente con la tasa de antecedentes esperada en la población general, y no hay base clara sobre la cual concluir una relación causal en este momento”. 

Al momento de elaboración de esta nota, Israel es el país del mundo con mayor cantidad de vacunados cada 100 habitantes (49,1) con un total de 4,25 millones de dosis aplicadas, según las estadísticas recopiladas por Our World in Data.

Esta información también fue verificada por el sitio de fact checking colombiano La Silla Vacía.

 

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

Este chequeo es parte de la iniciativa Third Party Fact-checker de Facebook en la Argentina. En los casos de fotos y videos trabajamos con imágenes trucadas o sacadas de contexto y siempre analizamos en conjunto las imágenes junto con el texto con el que fueron presentadas.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *